lunes, septiembre 10, 2007

¿Quién dijo que una limpieza de cutis no duele?


A principios de mes, cuando estuve en Salta, mi novia me dijo que me habían sacado (con su mamá) un turno para hacerme un tratamiento de cutis con punta de diamante. La cosa, me comentó, no dolía nadaaaa, entonces fuí.
El asunto era en una clínica de cirugía estética el viernes a la tarde. Llegamos. El lugar estaba desierto -desconozco porque-, mi suegra hizo los trámites y se fueron con mi novia a la peluquería, dejándonos a mi cuñado y a mí, sólos en la inmensidad de lo desconocido, para ponernos más lindos.
Nos hicieron subir unas escaleras y entrar a la sala de máquinas, que era como una habitación grande de hospital llena de camillas con máquinas a los costados, todas diferentes.
Algunas tenian un molde de piernas de neoprene; de otras, como tentáculos, salían cables con electródos conectados a una especie de lavarropas con muchos botones. Una chica, vestida con un ambos bordo nos guió hasta nuestras camas.
Primero, Ale. El fue voluntario para empezar el tratamiento. A simple vista, no parecía doloroso, o por lo menos mi cuñado no lo manifestaba así. Pero despúes me tocó a mi...
Para dar cuenta del sufrimiento que padecí, me gustaría darles algunos ejemplos y de paso ir desmitificando "experiencias físicamente dolorosas".

*Que te caguen a trompadas entre 15 flacos duele y mucho, pero al ratito se te pasa y te olvidas de lo que te paso, incluso con una mano rota. Yo se porque lo digo, me ocurrió en la secundaria, y no duele tanto...
*Perforarte la nariz, es decir hacerte un peacing no duele nada, es sólo un pinchasito, una lagrimita en el ojo (que sale aunque no quieras) y listo: nariz tuneada, corazón contento.
*Los tatuajes no duelen nada. Por ahi, en la previa, antes de tu primer tatoo, estas cagado hasta las patas por vas sugestionado, pero es hasta placentero; además, no hay nada más lindo que dibujarte para siempre algo que te gusta.
*Decolorarte la cabeza varias veces con agua oxigenada de 50 te puede fritar un poco las neuronas y causa una sensación incomoda, pero no es dolor, dolor. Incluso despúes es divertido cuando se te cae la piel del cuero cabelludo llena de agujeritos, jajaja.
*Hacerte rastas puede traer dolores de cabeza. Despúes de 5 horas con alguien encima tuyo enrredandote los pelos y tinoneandotelos jode. Sumado a los meses que tenes que hacértelo vos mismo hasta que se forma el dreadlock, molesta pero es llevadero. (Además quedan lindas)
*Un bombadeo de tres docenas de huevos en un paredon de pseudo-fusilamiento el día que rendiste tu último final, (no voy a mentir) duele pero es tanta la alegría que tenes que todos te chupan, valga la redundancia, un huevo! Mi experiencia.

Ahora lo que duele posta posta, que es un sufrimiento inexpresable en palabras es ¡una limpieza de cutis! ¡No hay sufrimiento más grande que yo haya exprimentado en mi cuerpo que ese! Media hora de estocadas en mi nariz para extraer puntos negros me hicieron casi llorar y pedir clemencia a los gritos: "Basta, basta". Para colmo, la chica que me destruía el naso me decía "no es para tanto, che" y disfrutaba de la tortura moderna que me aplicaba. Una sádica!
Despúes me paso la punta de diamante y eso no dolió; fue como sentir una ruedita de lija que se esmerilaba la cara. Pero lo otro... con una pinza rara finita, fue lejos el peor dolor.
Por eso me preguntó ¿Quien dijo que una limpieza de cutis no duele? De todas formas supongo que tanto dolor es justificable por quedar uno más bellos, o mejor dicho, un poco menos feo!
(fotos de cuando me cagaron a trompadas no tengo, pero de cuando me tenía el pelo si, despúes las busco y las subo).
Adio!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Limpieza de cutis...arito en la nariz...
HERMANO...VOS TE ZARPAS DE PUTON...

rankita dijo...

ugh...tengo turno la semana que viene!!y me hiciste recagar de las patas ahora !T_T!
(bueno, es limpieza de cuits pero sin punta de diamante, diferencia eso?)

pobre de vos, el momento que pasaste, y pobre de mi dentro de una semana