martes, julio 27, 2010

La columna que hizo explotar al "almibarado" Timerman

Cuando uno le pregunta a Héctor Timerman, para qué usa twitter, el flamante Canciller responde con una sola palabra: "Informar". Uno puede repreguntar y la respuesta es la misma: "Lo uso para informar". En efecto, cuando dice eso, el ex embajador miente. Con esto no quiero decir que no informe, lo hace, pero solo a veces. La mayoría de los tuiteos del Canciller son ironías, chicanas, retos, desafíos, y opiniones. Le guste o no, el funcionario confunde informar con opinar. Y es eso que pregona con la acción el Canciller lo que tanto le molesta: que opinen de cómo y para qué usa Twitter. Hoy, el periodista Pablo Sirvén, escribió una columna de opinión sobre Twitter y Timerman, titulada: "Timerman, el gran inquisidor de Twitter".

Hay que leerla con atención porque Sirven escriben muy bien y su nota esta llena de referencias al Timerman padre y al hijo. Además de frases y referencias, hay palabras que remiten al viejo Jacobo. Una palabra que quedó marcada en mi época de estudiante, cuando en Diseño de la Información periodística repasábamos la historia de La Opinión: "Almibarado". Timerman (p) usaba esa palabra, Sirven la trae a colación, y a Timerman (h) le molesta.

Dice Sirven: "El ministro de Relaciones Exteriores argentino se da tanta máquina con los almibarados adherentes que le zangolotean alrededor que entonces se atreve a lanzar generosas máximas del nuevo orden que pretende fundar. 'Yo contesto la mayoría de las preguntas por Twitter. Ciudadanos preguntando directamente: eso es democratizar la información', se autofelicita. 'Esto es lo que busco -se ufana-: que la comunicación sea directa con ustedes sin Magnetto de por medio'".

Más allá de todo, el Sr. Canciller es un personaje interesante para seguir en la red, más allá de que la mayoría de las veces en las que dice informa, opina, baja línea, o simplemente arenga para la tribuna digital. Pero en definitiva es algo que hacemos todos, no hace falta ser Canciller para eso.

Adio!

lunes, julio 26, 2010

¿Menos comunicadores sociales es menos comunicación?

¿Esta es una buena o mala noticia? Bajaron un 40% los ingresantes a la carrera de Comunicación Social de la UBA. Me queda la duda, qué opinan.

Adio!

viernes, julio 23, 2010

La toma de rehenes y los "porros de 100 pesos"


Ayer, mientras disfrutaba de mi penultimo día de vacaciones, fui testigo como todo el que tenía un televisor en frente de la por los menos lamentable cobertura que hicieron algunos canales de noticias de la toma de rehenes que se produjo en una sucursal del Banco Nación de Pilar. Mientras lo veía, fuí haciendo algunas acotaciones de 140 caracteres en mi cuente de Twitter en esa marea de opiniones que se agrupo bajo el hashtag #tomaderehenes. Las releo, las comparto y y agrego notas al márgen:

-Genial las puteadas del movil en TELEFE noticias por las fallas técnicas. (Suele pasar y es genial, que un técnico tire un "la concha de su madre" al aire le da un no se qué a la transmisión).

-"Me está mandando mensajes en secreto, así que les pido no digan nada", dice el familia, en una cuasi cadena nacional! (Sería bueno, por una cuestión que hace a la seguridad de los rehenes, avisar que se está en vivo).

-"Este delicuente tenia un saco, camisa, pantalón", enumeran en TN. No estaba vestido mal, agregan. Lombrosismo puro. (Puede decirse lo mismo, de otra manera, sin caer en la portación de pilcha).

-La cobertura de C5N es para caso de estudio. Jamás se llamó al captor su apodo, se lo cosificó como "el delincuente". (En efecto, llamar así a una persona sabiendo su apodo, "el chilenito", solo lo deshumaniza, no es raro del canal de Hadad, en el que Paulo Kablan hasta toreó al ladrón, poniendo en peligro a los rehenes).

-Facundo Pastor está adentro del banco, pero sale por teléfono en AMERICA24. Yo twitteo desde la sala de terapia intensiva de Ceratti. (En televisión mostrar es decir, decir sin mostrar es un error salvo que sea algo exclusivo).

-"El delincuente fumaba marihuana, porros, armaba los porros con billetes de 100 pesos y hacía que los rehenes los prendan", dicen en A24. (Este dato fue el que se llevó toda la cobertura, con esto se lo condenó al chilenito. "Encima de chorro, drogón y ostentador", habrán trinado varias doña Rosa. TELEFE llegó más lejos que todos e hizo un plano detalle de los billetes de 100 quemados y hasta nota al gordito del banco que le dio unos besos para mantenerlos prendidos. "Yo nunca había probado marihuana", dijo traumado).

-Sale un rehén en camilla, en vez de preguntarle por qué está en camilla, qué le paso, le preguntan: "Cómo está?". "Bien", responde y se va. (Sin comentarios).

-"Este hombre se quería escapar", dice la cronista de C5N. ¡Que raro que un tipo que quiere robar un banco, no se quiera quedar a vivir ahí! (Sin comentarios bis).

-Paren las rotativas de twitter, empezó Eduardo Feinmann a hablar del secuestro y #tomaderehenes, soy todo oídos. (Esto fue un bajón, prometía, pero lo cortó un discurso de NK).

-"Tenía un arma larga, o una ametralladora, o algo así", dice Kablan o Kaplan o algo así. #tomaderehenes (Cuando no se tiene el dato chequeado, es mejor decir, tenía un arma y chau, no mandar fruta).


Se vio lo que siempre en una toma de rehenes, medios desesperados por tener algo, no importa que todos tengan lo mismo, obstruyendo (sin querer quizas) el accionar de la policía, pero en esta oportunidad hubo una particularidad: nunca antes los canales se había puesto en el rol de negociadores, hablando con el ladrón que mantiene rehenes, antes que la policía. ¿Cómo hicieron? Simple, llamaron a la sucursal, antes que la cana. Por suerte, el chilenito fue un tipo tranquilo sino, por lo que se vio, hubiese habido varios fiambres y hoy se los estaríamos cargando a los medios. Solo fue un susto y "porros de 100 pesos".

Adio!

miércoles, julio 21, 2010

Periodismo online, burnout y el imperio de las más leídas

La pizarra de los más leídas en Gawker.com. Fuente: NYTimes

Leí en el NYTimes un artículo más que interesante de Jeremy W. Peters sobre las condiciones laborales de los periodistas online. El título es tajante: "En el periodismo online, el síndrome del quemado empieza de más jóvenes" y relata cómo es laburar en Politico.com, una de las publicaciones digitales más prestigiosas de los Estados Unidos. Horarios imposibles, profesionales estresados y el imperio de la noticia más leída como parámetro de recompensa son algunas de las aristas de la historia. Se las recomiendo, acá los párrafos más interesantes:

"Such is the state of the media business these days: frantic and fatigued. Young journalists who once dreamed of trotting the globe in pursuit of a story are instead shackled to their computers, where they try to eke out a fresh thought or be first to report even the smallest nugget of news — anything that will impress Google algorithms and draw readers their way.

Tracking how many people view articles, and then rewarding — or shaming — writers based on those results has become increasingly common in old and new media newsrooms. The Christian Science Monitor now sends a daily e-mail message to its staff that lists the number of page views for each article on the paper’s Web site that day.

The New York Times, The Washington Post and The Los Angeles Times all display a “most viewed” list on their home pages. Some media outlets, including Bloomberg News and
Gawker Media, now pay writers based in part on how many readers click on their articles".
Adio!

lunes, julio 19, 2010

Fogwill: "Nada más fascista que un progresista con poder"

Foto: Diego Sandstede para "El Malpensante"

Siempre polémico, el escritor Rodolfo Fogwill dejó varios párrafos más que interesantes en la entrevista que Diego Rojas le hizo para el último número de Contraeditorial. Recomiendo su lectura y no dejarse llevar por el título oficialista que le pusieron a la entrevista, que dice: "La oposición es de terror. Si yo fuera normal, en 2011 votaría a Cristina". A continuación algunos fragmentos sobre progresismo, la Ley de Medios, y el mundo de los intelectuales.

–Existe una definición sobre quienes, defendiendo posiciones libertarias, terminan expresando opiniones conservadoras. ¿No se siente incluido en esa definición, a veces?
–Yo no soy un libertario. En el fondo debo ser medio fascista. Pero hablo de mí. Ni pensemos en los progres argentinos. Esos son superfascistas. Nada es más fascista que un progresista con poder. ¿Sabés lo que fue la Universidad de Buenos Aires en manos de los Montoneros?

–Un momento interesante.
–Fue un momento de segregación. De corrupción. Había unos antropólogos que acumulaban siete empleos en la Facultad de Filosofía. No sabés lo que eran con los opositores. “El que no salta es un gorila.” En el bar La Paz, sólo dos personas no saltábamos: Germán García y yo. Todos saltaban, pero de miedo. La Juventud Peronista era totalitaria. Y ni hablar del ERP. En Gaviotas blindadas, un documental sobre el ERP, uno de los militantes dice: “Nos cagábamos en los derechos humanos”. Frondizi, otro progresista en el poder, que a los seis meses implantó el Plan Conintes para parar una huelga petrolera. Apoyado por el Malena, claro.

–¿Considera que los progres están en el poder?
–No, por supuesto que no. Este es un gobierno de derecha. Un gobierno pragmático, de acumulación de poder. Tomó un montón de medidas que consiguen adhesiones, pero no votos. A la hora de votar, la imagen del avaro que brinda Kirchner, a cualquier tipo de clase media, lo inhibe y busca un símil. Y vota un Giustiniani, un Sabbatella, un Pino Solanas.

----

–¿Qué piensa sobre la ley de medios?
–En el espíritu, me parece bárbara. Pero cuando la leí, me sorprendió lo mal redactada que estaba y lo poco eficiente que era. Es una máquina de crear más y más empleo para tecnócratas.

–También abre nuevos medios en las provincias.
–Esos nuevos medios no van a vender.

–Ahí debería intervenir el Estado, para garantizar el espíritu de la ley que propuso.
–El que pensó la ley de medios la pensó como un mecanismo de control social y no como un mecanismo de progreso. Estamos en un sistema en el que el noventa por ciento de las decisiones se toma en referencia a la televisión. Así que no sé por qué se arma tanto quilombo en torno a los medios gráficos. Pero tienen un rol en el lugar de la insidia política, no en el de la formación política. Forma más política el "Gordo" Lanta que La Nación y Clarín juntos. La gente se moviliza por Lanata, no por los editoriales de esos diarios.

----

–¿Nota un reverdecer de la intevención política de los intelectuales?
–Eso no existe. Andá a los centros en donde se piensa: no aparece nadie interesante al que le intereses un tema. Ninguno hopotecaría minutos de su vida en apoyar al kirchnerismo o la oposición. Para un intelectual la política es terreno minado, te chupa. Si vos te metés en un proyecto político, te paraliza, te saca la energía, te roba el tiempo. Sarlo interviene porque ha devenido en ensayista paga y en periodista, entonces tiene que mantener su régimen de tres columnas por semana y al final siempre dice lo mismo.

–Usted también publica sus propias columnistas...
–Es distinto porque yo no soy polivalente. Tengo una columnita, me alcanza para comer y chau.

–¿No es parte del rol de los intelectuales la intervención en la cosa pública?
–Los intelectuales son prescindentes. Si se murieran todos los intelectuales de Carta Abierta, no habría ninguna pérdida para la Argentina. Sólo perdería a un gran administrador la Biblioteca Nacional.

Adio!

sábado, julio 17, 2010

Diez consejos para cubrir un Mundial y no morir intentando


Hace unos días llegué de Sudáfrica después de estar 35 días cubriendo el Mundial de Fútbol y me quedaron algunas reflexiones en el tintero que me gustaría volcar acá. En este mes y monedas me di cuenta de que cubrir un mundial desde el periodismo tiene muchas semejanzas con el armar un equipo de fútbol. Es decir:

I. No alcanza con tener a los mejores jugadores, sino saber enviar a los que mejor estén. La clave es saber armar equipos. Un Messi puede ganar un partido, pero nunca el campeonato.

II. Ser una potencia no asegura el éxito, Argentina y Brasil no tienen la vaca atada, siempre hay tapados como Uruguay que cubren mejor.

III. La superioridad numérica no garantiza una mejor cobertura, puede haber seis contra dos y la dupla ganar. Inclusive haber 20 contra 1. David en ese caso vence a Golliat. Cantidad no es calidad.

IV. Lo importante es no quedarse quieto, moverse, recorrer, buscarle la vuelta. Hay que pasar la menor cantidad de tiempo en el hotel, no hay peor jugador que el que se queda parado.

V. Ser polifuncional lo es todo. No basta con saber de fútbol, hay que conocer de política, espectáculo, hablar idiomas y más. Pero sobre todo, lo más importante es saber mirar y observar.

VI. Aceitar la comunicación entre equipos es primordial. Si una editorial manda a varias personas, es preferible que se lleven bien o que puedan convivir en armonía, sin competir entre ellos, complementarse es una de las claves para ganar.

VII. Saber cambiar en el momento indicado: si las cosas no están saliendo bien, es necesario tener autocrítica y la capacidad de ajustar a las necesidades. Sino, es morir en la de uno, con convicciones pero morir al fin.

VIII. Un periodista/jugador que no tiene códigos resta. Tanto en el vestuario, como en la cancha, tenerlos es imprescindibles.

IX. Divertirse en la cancha y saber que el Mundial también es todo eso que pasa entre partido y partido.

X. Por último, saber que para jugar bien un mundial es necesario tener una cuota de suerte o culo, como ustedes quieran llamarlo.

Adio!

jueves, julio 08, 2010

De paso por Dubai

Después de un viaje de 30 horas Johannesburgo-Dubai-San Pablo-Buenos Aires llegué a casa después de 35 días increíbles en Sudáfrica, cubriendo el Mundial 2010. Acá una postal de mis horitas en los Emiratos Árabes Unidos.

Adio!

domingo, julio 04, 2010

La caída

Foto: Cristian Welcomme

Adio!

jueves, julio 01, 2010

Para el Pulpo Paul, que lo mira desde el acuario

¿No era que las entradas estaban agotadas? La verdad de la venta está acá en 442.

Adio!