viernes, abril 29, 2011

Faltan horas para #Libre




Luciano Dolber - editor de "Política" del diario Libre
Duración: 18.58
"La vaca atada" - FM Identidad 92.1

Adio!

domingo, abril 24, 2011

Desparramo traba: detuvieron a "La Tiro Libre" Riquelme

Estoy en Salta y leyendo el diario El Tribuno me encontré con esta noticia. Más allá de lo que informa, me mataron los nombres y sobre todo apodos de las travestis detenidas ("los", según el diario salteño) en el operativo de la Policía Provincial de Juan Manuel Urtubey.

Adio!

jueves, abril 14, 2011

"El periodismo es una mierda, sí, pero todos somos periodistas o tendemos a serlo"

El último número de la revista Crisis tiene un comienzo demoledor, que atrapa a todo periodista que lo lea. Acá les dejó el primer párrafo del artículo titulado "El cementerio de los elefantes", que lleva la firma de Enrique Orozco.
De periodismo habla cualquiera. Menos nosotros. Los que trabajamos y vivimos en los medios, los asalariados del rubro, los que somos mayoría pero no gobernamos, los que de a ratos obturamos el deseo de cualquier patrón.
El periodismo puede ser definido según sus manuales, según sus orígenes, según su importancia, según su política y según sus intereses. El periodismo es una cartografía de grupos empresarios y una legión de nombres propios. Un archipiélago de pymes unipersonales que aparecen y desaparecen; un mundillo de vedettes sin erotismo. Es un arma que puede ser letal y también una relación compleja entre capital y trabajo. Es el parloteo de una civilización que se extingue. El periodismo es una manada de pibes que creyeron que esa era la mejor forma de contribuir a que las cosas vayan mejor. Un submundo de precarizados que, cuando hablan, parecen nuevos ricos. Una burocracia de viejos y de jóvenes que ya se cansó de todo y se muere de escepticismo y quietud en las redacciones. Y es un montón de terquedades que abren hendijas hacia otro horizonte.
El periodismo es un recorrido cada vez más corto y más uniforme. El periodismo es una mierda, sí, pero casi todo somos periodistas o tendemos a serlo. El periodismo es el reverso de la política y la política lo quiere a su lado. El periodismo es propaganda. El periodismo es un enfermo terminal que sigue organizando sentidos hasta el último día.

Adio!

martes, abril 12, 2011

Cómo desperdiciar (en periodismo) una elección

Al final, en las elecciones, lo único que importa es una cosa: quién gana. Ese es un dato. Nada más. Algo duro. Una cifra. Un resultado. Una foto. En el medio, hay un sinnúmero de historias, detalles y matices que contar. Esa debe ser la misión de un enviado especial. Salirse de los esquemas rígidos que plantea una elección, reinventarlos. Contar vidas, proyectos, situaciones insólitas. Hay un mundo por descubrir con tan sólo afilar un poco la mirada.

Eso es justamente lo que no ví en los diarios argentinos nacionales que, a grandes rasgos, hacen casi una cobertura calcada. Salen con las mismas cosas, el mismo enfoque, y hasta los mismos títulos. Para qué sirve, entonces, un enviado si no es para vivir la experiencia, encontrar lo diferente. La agenda monolítica puede ser seguida desde Buenos Aires, el enviado deber responder al precepto: "original o nada". Salta fue un ejemplo paradigmático. Una verdadera lástima.

Adio!

sábado, abril 09, 2011

El show de la comisión de libertad de expresión*

El periodista Marcelo Almada se pasea por los estudios de la Televisión Pública. Fue invitado a los programas 678 y a los noticieros del canal estatal. La cobertura mediática que recibió su caso de censura previa por parte de Cablevisión fue tratada rápidamente en la Comisión de Libertad de Expresión el miércoles 6 de abril. Los diputados, tanto del oficialismo como de la oposición, repudiaron el hecho y citarán a las autoridades de Cablevisión de la provincia de Misiones.

Almada es dueño de un diario en Posadas y tiene un programa de televisión llamado Debate, como él mismo relató en la cámara. A fines del 2010, las autoridades de Cablevisión le agregaron una cláusula a su contrato por la cual “el productor debe abstenerse de verter en el programa toda manifestación, verbal o de otro tipo, que afecte de cualquier manera la imagen o los derechos de Cablevisión y/o sus empresas vinculadas, controladas o controlantes, sus directivos, gerentes, personal jerárquico en general, dependientes y/o terceros”. Luego del escándalo, la empresa le pidió al periodista que retomara su programa. Aún no decidió si continuará al aire o no.

Ese mismo día, en la Comisión, se trató acaloradamente el caso de censura directa o indirecta que sufrió el programa Ahora es nuestra la ciudad en Radio Cooperativa que conducía Sebastián Turtora y quien firma esta nota. Nadie duda del intento de censura previa que sufrió Almada. De hecho, ni las diputadas Patricia Bullrich ni Silvana Giudici evitaron repudiar tal hecho. Pero, ¿cómo se explica que un programa radial que dejó de salir al aire de buenas a primeras, con fuertes presiones e intentos de digitar notas, preguntas e invitados y que no se tocasen ciertos temas, no recibió el repudio correspondiente de la Comisión de Libertad de Expresión? A Almada lo felicitaron por su valentía. A Turtora y a mí, los diputados del FPV, con excepción de Diana Conti quien apoyó nuestra causa y discutió acaloradamente con Juan Carlos Dante Gullo para que firmase el repudio, nos bombardearon a preguntas inquisidoras y dudaron de nuestras afirmaciones sistemáticamente defendiendo al director de la emisora en cuestión.

Mientras que en el diario Tiempo Argentino de la edición del jueves 7 de abril el cronista Agustín Alvarez Rey afirma que el caso de Almada generó fuertes acusaciones entre los diputados –lo cual es falso pues el desencadenante fueron las declaraciones de los aprietes que sufrimos en la radio que dirige Adrián Amodio–, omite y recorta lo que sucedió. No existimos. Somos mala palabra porque nos censuraron en una radio afín al Gobierno. El contrato que firmábamos con la radio que, jamás dio una explicación de cómo cambió su frecuencia de la 740 a la 770 del dial de un día para el otro derribando la antena de AM Amplitud, es en sí un cercenamiento de la libertad de expresión. La discriminación en la distribución de las pautas publicitarias, el aumento del costo del espacio en un 800% de una semana a la otra, el levantamiento de un programa de actualidad periodística realmente plural sin siquiera despedirse de los oyentes, prohibir mensajes telefónicos y clausurar el posteo en la página oficial de la radio en Facebook y demás medios de comunicación, ¿no es llamativo? ¿Qué es censura? ¿Cómo se financia el periodismo en la Argentina? ¿Cuáles son los criterios de noticiabilidad en dos hechos de similares características pero con distintas consecuencias y victimarios?

Evitar repudiar estos hechos, embarrar la cancha como hicieron diputados como Dante Gullo y el referente del radicalismo K, ¿no es discriminación? ¿Con qué vara se mide la censura en la Argentina? ¿Con qué vara se recortan las noticias?

El cronista de CN23 entrevista a este escriba y al apagarse las cámaras se confiesa: “Pelearé para que salga al aire, pero…”. “Entiendo”, le respondo resignado.

La autocensura, el doble discurso, el cinismo y la mentira van a contramano del espíritu de la ley de servicios de comunicación audiovisual. Es lo que intentamos hacerles entender a los diputados oficialistas. Pero no hay peor sordo, que el que se tapa las orejas.

por Luis Gasulla

miércoles, abril 06, 2011

"Si nos organizamos cogemos todos"

A veces la política puede ser pensada y hablada con términos sexuales. Cuando el otro día se hablaba de un acuerdo de toda la oposición (léase UCR + PRO + PJ Federal + Socialismo + GEN + Socialismo + etc), se me vino a la mente esta canción.


Lo peor es que la letra y música la escriben algunos diarios.

Adio!

viernes, abril 01, 2011

Lanata, sentado en un baño, habla de la vida

Además de periodista, Jorge Lanata incursionó en el mundo del modelaje de la mano de la marca de ropa "Bolivia". Hace ya un año posa en sus publicidades gráficas y ahora también se sumó a la campaña "Bolivia para todos", en la que los particulares modelos cuentan quienes son y qué es para ellos el significado de la vida. Lanata, sin problema, graba sus reflexiones sentando en un baño del estudio de fotografía. Vean el video:



Adio!