lunes, mayo 10, 2010

El periodismo al "confesionario"

Una vez un profesor me dijo una cosa que me quedó grabada: "Lo único que se confiesan son los crímenes y los pecados". Lo decía, allá por 2006, en torno al destape gay y cómo diferencias medios titulaban que tal o cual "confesó" su homosexualidad. El verbo es el alma del titular, por eso debe siempre escogerse el correcto; decir que alguien confesó que es gay es errado. Lo mismo pasa con las enfermedades, como por ejemplo el HIV. Poner, como hicieron en manada todos los medios (incluido Perfil), que "Pachano confesó que tiene SIDA" es erróneo. Sin duda es el titular más golpeador, porque mezcla el morbo de la enfermedad con el secreto, sin embargo lo correcto hubiese sido "reveló". En fin, el ser humano es un hombre de hábito, el periodismo no escapa a este hecho: para el periodismo hoy se confiesa la sexualidad, una enfermedad, un crimen, un secreto, se confiesa todo.

La imagen: vía Lucho.


Adio!

2 comentarios:

Geraldinho dijo...

En la isla de Caras se confiesa mucho. Todas pavadas, pero se confiesa.

G-Fer dijo...

Hay que aflojar con la corrección política, que después pasan cosas como "gente en situación de calle"...

Diccionario de la RAE, Confesar, primera acepción:

Dicho de una persona: Expresar voluntariamente sus actos, ideas o sentimientos verdaderos.

Por lo tanto, si alguien cuenta algo que generalmente se oculta, está bien usar el "se confiesa".