miércoles, octubre 18, 2006

R.I.P. (Reunión intima Peronista)

"Los muchachos peronistas..."

Y finalmente se juntaron los peronistas de ley, esos que como el soldado desconocido que lloraba el 1 de Julio de 74´ todavía no tramitaron la muerte de su líder doctrinario. Igual Perón muerto interviene más en política que algunos diputados vivos de nuestro Conrgeso. Resignándose a la posibilidad de ser olvidado el fiambre del General vuelve cada tanto y suscita el interes del "gran pueblo argentino".
-Salud!
-Disculpe... nadie estornudo.
-Callesé, tenga respeto a la investidura presidencial.
El general ya lo dijo, volveré y seré millones, lo que no aclaro es que sus eternos retornos siempre se verian empañados, creo que ni el imaginaba que su figura (entera, o llena de formol y frío, o sin manos, o ya bastante roto y podrido) calentaria tantas pasiones.
En el 73, vivito y coleando llego a Ezeiza, pero el paisaje no era amistoso. El combate entre peronismos de izquierda y de derecha, que en los caldeados principios de los 70 solucionaban sus problemas a los tiros, impidio su descenso, concretado semanas despúes, paraguas de Rucci included.
Despúes Perón volvió a ser noticia, el 10 de junio de 1987 un grupo de anonimos le cortaron las manitas al general, con su famoso anillo y su sable (¿corbo?). El cuerpo de Juan Domingo aparecía nuevamente, dejando en claro que no podía descansar en paz, o mejor dicho que no lo dejaban dormir la parca como corresponde (sin sobresaltos).
Y ahora esto: La Batalla de San Vicente. Una conmemoración del día de la lealtad peronista que termino a las piñas entre fracciones de sindicalismo berreta de la argentina modelo 2000. CGT vs. OUCRA ¿Quién la tiene más larga? Esa parecía se la disputa que comenzó con el capricho de quien se subia al palco a hablar y quien estaba mas cerca de ataúd de J.D.
Transmitida en vivo y en directo por los canales de noticias, este programa omnibus entretuvo al "pueblo" mediático que siguió los pormenores de la hectombre, registrándose picos de rating cuando uno de los camioneros del gremio de Mayono pelo un fierro y empezo a tirar. Su abogado dijo hoy que estaba nervioso y tiro contra una pared para descargarse. ¿No era más facil tomar un analgésico?
¿Ezeiza deja vú? Un poco más pobre, menos presupuesto y sin diferencias cosmogónicas sobre como concebir el quehacer político, ni brechas irreconciliables de sociedades modelo. Sólo un poco de uva, mucha gente, pecheras de las 62 Organizaciones (peronistas) contra gorras camioneras (peronistas tambien). Sin derechas ni izquierdas. El mito del eterno retorno convulsionaba a la sociedad argentina...¡AGAIN!
Post-mortem, el general volvio a ser el protagonista política del día, como hace seis décadas, aquel 17 de Octubre de 1945 cuando el pueblo ganó la Plaza de Mayo para su liberación. Aunque con los años llegó la devaluación y esta vez la violencia copó San Vicente, durante el traslado del cuerpo de Perón para que finalmente pueda estar muerto y tranquilo, donde siempre añoró estar. Un verdadero homenaje peronista coronado por Cafiero afirmando: "No se murió nadie".
Perón, ¿volverá?

Adio!

2 comentarios:

Franco Del Fabbro dijo...

El merecido festejo del día de la lealtad. ¿De qué otra manera se iba a celebrar?

keki dijo...

Hermosa crónica, loco. Un lujo leerte.