viernes, agosto 27, 2010

Papel Prensa: la justificación periodística de una violación

En un extenso editorial de Roberto Caballero, director del diario Tiempo Argentino, hoy se explica el por qué de una violación. Suena descarnado pero así es: una violación con argumento. Isidoro Graiver dio un testimonio al diario del Grupo Szpolski relatando sus peripecias en la eventa de acciones de Papel Prensa. Lo hizo bajo la estricta reserva del off the record. Por nada del mundo debía violarse la confidencialidad de su identidad. Pero eso ocurrió. Por qué. Por que el "interes público" y la "verdad" puede más, señala Caballero. Se lo violó porque mintió. Algo hizo, se aclara.
"El testimonio de Isidoro Graiver ante Tiempo, que venía a corroborar lo que ya teníamos por vía de la recolección documental, fue mucho más profundo y rico de lo que se cree. En todo momento, Isidoro nos pidió que no se le atribuyera ninguno de sus aportes, y aunque se burló de nuestro idealismo, se mostró varias y repetidas veces sorprendido por el rigor profesional con el que actuábamos. Él no quería aparecer publicado. Argumentó que había sufrido mucho y que quería evitarles a sus hijos mayores problemas. Ese es el motivo por el cual nosotros no hicimos público ese encuentro en aquel momento. Entendimos que su cooperación a la verdad histórica excedía largamente el impacto de una nota menor, que podía darnos alguna venta coyuntural más de ejemplares, y nada más. Respetamos nuestra palabra, porque nuestra palabra es más importante que una primicia.

Misteriosamente, un día Isidoro nos dejó de atender el teléfono y le perdimos el rastro. Volvimos a tener noticias de él, el miércoles 25 cuando Clarín y La Nación, de manera coordinada y antiperiodística, en el solo afán de desacreditar el informe oficial de Papel Prensa, reprodujeron una versión distinta de la que Isidoro nos había dado, en concurso con el propio Isidoro Graiver. Cuando cotejamos las fechas aludidas por estos diarios, observamos que Isidoro se habría prestado a su juego en julio, es decir, mucho antes de que Cristina Kirchner presentara en sociedad el informe Papel Prensa - La verdad. En realidad, Clarín usó a una parte de la familia Graiver para responder en algún momento a la investigación de Tiempo Argentino, la del 6 de junio. Luego decidió que el impacto mayor lo obtendría publicándolo el día después de que desde la Casa Rosada se dejara en evidencia el affaire por cadena nacional.

Desde el momento en que Isidoro rompió su pacto de confidencialidad con los periodistas de Tiempo Argentino, y pasó a formar parte del entramado falaz de los dos diarios que deben responder ante la justicia por sus acciones del pasado, nosotros nos sentimos liberados de mantener en secreto los detalles del encuentro del 11 de junio.

Corresponde aclarar, para quienes no son periodistas, que la deontología profesional excluye del derecho de preservación de la fuente, que en la Argentina tiene rango constitucional, precisamente a aquellas fuentes informativas que falten a su deber de decir cosas ciertas y contribuyan a instalar o propagandizar una mentira. Una vez que esa fuente se desdice o falsea lo que declaró durante el pacto de confidencialidad, el periodista está obligado a revelar la verdad de los hechos, porque si no se convierte de modo automático en cómplice de una mentira, lesionando un derecho social del que somos custodios por profesión. Por eso, tenemos fueros e indemnizaciones especiales, como los docentes. La sociedad espera, en todo momento, que los periodistas digan la verdad. Y nos ayuda con normativa específica para que cumplamos ese rol. Y ningún otro". (Ver "De interes público)
¿No pudo Isidoro Graiver haber jugado a dos puntas? Que si tal vez dio ese testimonio a Tiempo Argentino y adelantó a Clarín y La Nación otra versión, bajo firma de escribano público para que sea publicada luego del informa "Papel Prensa, la verdad". Detrás hay, evidentemente, guita, mucha guita. No sólo por los millones que vale la papelera, sino también por lo que se dice habría recibido Isidoro de los medios que lo apañaron y apañan ahora. No hay contradicciones en los hermanos Papaleo también. La historia de Papel Prensa es la historia de Argentina, escuché decir el otro día. Es cierto. Es una historia de millones, mentiras y violaciones de todo tipo. Tan graves como violaciones a los derechos humanos, violaciones carnales seguidas de tortura y violaciones al off the record en post de "nuestra verdad". También hay sadismo, desmesura de uno y otro lado, obscenidades periodísticas en las cadenas nacionales y opositoras. Sino cómo se entiende este video (ver abajo) y todas las solicitadas y títulos de Clarín, Nación y que escupen el Parlamento K y antiK.





Links

Las razones de Tiempo (Blog de Contenidos)

Imperdonable (Blog de Lucho Dolber)

Adio!

4 comentarios:

Mariano PL dijo...

Si para muestra basta un botón de la pelea q tiene este momento gobierno y Clarín,basta solo la editorial compartida, lo que hizo Tiempo y las tapas de los dos diarios hoy.
Sobre el off, no solo no es ético, ni siquiera era necesario. Tenían la declaracion de Isidoro de 1985, las notas q publicaron los diarios los días previos a la venta, o sea, la evidencia de lo que Graiver dijo en off.

sin dioses dijo...

Esto era muy necesario porque demostró que Clarín y La Nación esta dispuesto a comprar a cualquiera con tal de defenderse. A ud le gusta seguir a gente como lo hizo un sudafrica con dirigentes políticos. Porque no pide a Fontevecchia que lo deje ir detrás de Isidoro y su mujer. quizas que lo encuentre en NY en algun hotel de 2000 dls por noche, cuando la semana pasada no tenía donde caerse muerto.

Javier dijo...

Totalmente, una verguenza lo que hacen y tenes toda la razón. Pero para hacerla peor la editan descaradamente.
Al margen de quien tiene la verdad...
Estos hablan de la "desgravación" pero no la distribuyen de forma completa, mas de cuarta todavía.
Analizando cada "segmento" de audio individualmente podría encajar sin problemas con la "otra versión".
Si se fijan bien, los cortes en el audio son muy evidentes y en la transcripción lo hacen parecer como si fuese una continuación tratando de mezclar situaciones que podrían ser un relato de diferentes fechas y situaciones. Ej: "...las presiones que recibían eran tremendas..." se intenta mezclar con "...nos mataban con las tapas todos los días..." pero analizando de forma individual cada segmento de audio no se puede llegar a esa conclusión, ellos sacan esa conclusión pero ¿de donde?. También podría ser la presiones de Montoneros. Y lo de los diarios mucho después para que no vendan la otra parte que finalmente queda en manos del Estado. Eso por tomar solo un ejemplo. En alguna parte la transcripción editada es tan burda que hasta lo hacen decir cosas de corrido sin ni siquiera incluir una coma o punto en el texto cuando en el audio se nota por mucho que no es así.
Saludos

sin dioses dijo...

Javier la grabación dura más de 2 horas, por eso los cortes.