miércoles, noviembre 05, 2008

Wonderwoman

Tenía que elegir un disfraz que impacte y asuste para Halloween. ¡Qué mejor que la mujer maravilla!, me dije. Y así fue. Im-pac-tan-te. Así fue calificado el disfraz que me quedaba pintado (porque por lo apretado parecía un body-painting). En fin, después pasó de todo, fuimos a la fiesta en ¡¡¡Caballito!!!, nadie estaba disfrazado, no hubo fiesta, partimos en taxi a un boliche, llegamos, no había boliche y regresamos a donde nos habíamos juntado. Todo eso, paseando por Buenos Aires, como la mujer maravilla. En el medio, en la calle me paró una chica y me dijo: "Me encanta tu disfraz". ¿No sabes dónde hay una fiesta de Halloween?, le retruque. Acompañado por una momia que se desataba, Morticia, una bruja, una diablita y dos muchachos con los ojos maquillados y capas. En fin, una gran noche.



Después, en medio del festejo, grabamos una serie de cortos, mínimos, de un sólo plano y cámara en mano, que les dejo a continuación.

Wonderwoman interrumpe a Los Adams



Wonderwoman y Morticia bailan regaeton



Volando en una silla



Wonderwoman en acción



Cover: ¿Narigón yo?



Pd: Carezco del sentido de la vergüenza.

Adio!

3 comentarios:

sil dijo...

Esto es poco seriooooooo señor periodista JAJAJJA

Groncha dijo...

Por Dios !!! si que dabas miedo !! jajajaja

Anónimo dijo...

Carecés del sentido de la vergüenza... y decís en tu perfil que sos tímido!!!